BOLETINES

Lechuga lisa

Lechuga lisa Ampliar
Imprimir

Por las condiciones del terreno y del clima y el esmero con que se lleva a cabo la agricultura ecológica, las lechugas que se producen en Galicia son más tiernas; sabrosas, crujientes y poseen un verde más intenso que las de invernadero. Es el caso de esta variedad lisa.

El cultivo de este vegetal comenzó hace 2.500 años. Era ya conocido por persas, griegos y romanos. Estos últimos tenían la costumbre de consumirla antes de acostarse, después de una cena abundante para así poder conciliar mejor el sueño. Se trata de un alimento que aporta muy pocas calorías por su alto contenido en agua, su escasa cantidad de hidratos de carbono y carente de grasas.

Es conveniente mantener la lechuga aislada del resto de verdurar y frutas, para evitar que se estropee. Es aconsejable conservarlas sin lavar y, si las pasas por agua, han de consumirse en uno o dos días.

 

Precio por UNIDAD

Producto ECOLÓGICO

¿Te llamamos?